martes, 30 de abril de 2013

Los fantásticos libros voladores del Señor Morris Lessmore


Les dejo este hermoso corto ganador al Oscar en 2012.



martes, 23 de abril de 2013

Día del Libro... Libros de Viajes


El diario el país recomienda estos 25 libros de Viajes... (de los cuales sólo he leído 6) Por mi parte los que mas les recomiendo son todos los que puedan encontrar de Paul Theroux, Chatwin y Patrick Leigh Fermor.. Mi consejo es que antes de emprender un viaje consigan un par de libros que hablen sobre el lugar donde planean ir, para luego ustedes mismos puedan hacer su propio relato de viaje, ya que cada viaje es único y completamente personal. No importa cuánto se haya escrito de ese lugar siempre será diferente ante nuestra mirada... Que hermoso no? 2 libros que no se encuentran aquí pero que pondría entre los primeros es "El Coloso de Marussi de Henry Miller" (sobre Grecia) "Into the Wild de Jon Krakauer" (Alaska) y "En el tren del Gallo de Hierro de Paul Theroux" (sobre China)...


 01 El tao del viajero
Paul Theroux. Traducción de Ezequiel Martínez. Alfaguara

 "Deja tu casa. Ve solo. Viaja ligero. Lleva un mapa. Ve por tierra. Cruza a pie la frontera. Escribe un diario. Lee una novela sin relación con el lugar en el que estés. Evita usar el móvil. Haz algún amigo". El escritor estadounidense Paul Theroux (1941) celebró sus 50 años como escritor y viajero reuniendo en un solo libro, El tao del viajero, extractos escogidos de sus obras junto a pasajes de aquellos autores trotamundos que él más ha disfrutado como lector: Henry James, Graham Greene, Andersen, Evelyn Waugh, Dickens, D. H. Lawrence, Mark Twain, Nabokov...


 02 Salvaje Cheryl Strayed. 
Traducción de Isabel Ferrer y Carlos Milla. Roca Editorial

 Un descubrimiento reciente al que ya dediqué una entrada en este blog. Salvaje trata de un viaje interior, del recorrido de mil ochocientos kilómetros que la autora realizó sola y a pie por la cordillera del Pacífico de los EEUU para huir de sus propios demonios. Un libro diferente, conmovedor, ameno y a ratos duro, que gustará a los aficionados a las caminatas y a los amantes de la buena literatura.





03 París insólito Jean-Paul Clébert y Patrice Molinard.
 Traducción de Javier Albiñana. Seix-Barral Hay

 una palabra francesa - flâneur - que define a quienes pasean por una ciudad sin rumbo ni propósito, al vaivén de las mareas de la multitud, demorándose frente a un escaparate o ante "ese brusco y delicioso rebote de un rayo de sol en una vieja piedra", como escribe Cortázar en su cuento ambientado en París Las babas del diablo. Fotógrafos y escritores son especialmente proclives a tener vocación de flâneurs (Baudelaire y Eugène Atget son dos buenos ejemplos), tal vez por eso los dos oficios a menudo aparecen juntos, como ocurre con este París insólito publicado por Seix Barral con textos de Jean-Paul Clébert (París, 1926), escritor y vagabundo por vocación, inédito hasta ahora en español, y fotos de Patrice Molinard (París, 1922), otro urbanita errante que comenzó su carrera como fotógrafo en los mataderos de La Villete. Clébert convierte sus erráticos paseos por los bajos fondos de la capital francesa en viajes épicos y conmovedores: "Para no morirse de hambre en París se requiere cierta conjunción de cualidades, mente abierta, ojo husmeador, oído avizor, nariz alerta, pierna ligera y cierto desprecio a la propiedad personal".



 04 Cinco viajes al infierno Martha Gellhorn.
 Traducción de Ana Guelbenzu. Altaïr

 Heterodoxos Martha Gellhorn no quiso ser “una nota a pie de página en la vida de otro". Por eso se divorció de Hemingway, con quien estuvo casada cinco años. Conocida como reportera de guerra, en Cinco viajes al infierno, publicado por Altaïr dentro de su colección Heterodoxos, se nos revela como una escritora de viajes con agudo sentido del humor. El libro recoge sus cinco mejores viajes con peores experiencias: por una China en guerra en compañía de Ernest Hemingway; una errática singladura por el Caribe en busca de submarinos alemanes; su travesía por África de Oeste a Este; su estancia en la isla de Creta, y una complicada toma de contacto con la Unión Soviética de Stalin.



05 Los trazos de la canción Bruce Chatwin. 
Traducción de Eduardo Goligorsky.

Península El paisaje de Australia está recorrido por historias que se entrecruzan. Una roca, una garganta, una montaña, un lago, cualquier accidente geográfico es un punto de una larga línea narrativa. Sobre esta idea, en la que se sustentan los mitos de los aborígenes, escribió Bruce Chatwin Los trazos de la canción, un libro sobre Australia que es al mismo tiempo un apasionado elogio de la vida nómada.





06 Sírvase de inmediato MFK Fisher. 
Traducción de Marcelo Cohen Levis Chokler. Anaya & Mario Muchnik

 Los placeres de la mesa van a menudo asociados a los viajes, y ambos tienen en la escritora norteamericana MFK (Mary Frances Kennedy) Fisher a una de sus más brillantes cronistas. En Sírvase de inmediato, su primer libro, de 1937, editado en España por Anaya & Mario Muchnik, la autora de Cómo cocinar un lobo y de Dos ciudades de la Provenza habla de las virtudes y los pecados del restaurante, ese sitio al que vamos a cenar cuando tenemos dinero. Seguro que Alberto Chicote, el chef de Pesadilla en la cocina, se lo ha leído.



07 El pez escorpión Nicolas Bouvier. 
Traducción de Glenn Gallardo. Altaïr. Colección Heterodoxos

 En junio de 1953, el escritor suizo Nicolas Bouvier (1929-1998) partió de Ginebra en un viaje por carretera a través de los Balcanes, Turquía, Irán y Pakistán hasta llegar a Kabul. Lo cuenta en Los caminos del mundo (Península). En 1955, tras dos años en ruta, pasó siete meses en Ceilán (la actual Sri Lanka) a la espera de unos permisos que le permitieran continuar su periplo. Alojado en un hotel de mala muerte, enfermo, casi sin dinero y con un manual de entomología como único compañero de viaje, su estancia en la isla del Índico se convirtió en una experiencia alucinada y febril que Bouvier tardó décadas en contar por escrito. El resultado es El pez escorpión, un libro de culto que se publicó por primera vez en 1982, editado por Altaïr dentro de su colección Heterodoxos.




 08 En la Barrera Gabi Martínez. 
Altaïr Gabi Martínez (Barcelona, 1971)

 aprovechó su primer InterRaíl para conocer a los escritores Paul Bowles y Mohamed Chukri en Marruecos. Desde entonces no ha parado de viajar y de escribir. Su último libro, En la Barrera, reconstruye un viaje por la costa de Queensland, en el oeste de Australia. Los más de dos mil kilómetros de arrecifes coralinos de la Gran Barrera son la excusa, el hilo con el que el autor de Sudd y Solo para gigantes cose historias, retazos de conversaciones, pinceladas, paisajes, fragmentos de libros: una original forma de contar Australia que bebe de Los trazos de la canción, de Chatwin. Y como sugiere la cita de Haruki Murakami que abre el libro, “poco a poco se va formando una realidad vinculada a los detalles, de la misma manera que la fricción de unas piedras, de unas maderas, produce al final calor y fuego”.



09 Huesos Sagrados Peter Manseau
 Traducción de Ignacio Villaró. Alba Editorial

 Un santo para chuparle los dedos. No me busques las costillas. Por un quítame allá esos pelos. Con uñas y dientes. Son algunos de los capítulos de Huesos sagrados (Rag and Bone, piltrafa y hueso, en el título original en inglés). Un recorrido por las reliquias de las religiones del mundo , del escritor y periodista estadounidense Peter Manseau. Un libro de viajes que no trata de obras de arte, paisajes ni monumentos, sino de "dedos desmembrados, de astillas de tibia, de mechones de pelo robados, de restos carbonizados de cajas torácicas y, en fin, de un caótico enjambre de despojos humanos".



 10 La máscara de África V. S. Naipaul
Traducción de Flora Casas. Mondadori

 "Yo esperaba que las prácticas mágicas variaran significativamente en la gran extensión de África. Pero no fue así. En todas partes, los adivinos querían tirar los huesos para interpretar el futuro, y la idea de la energía, a la que se accedía mediante el sacrificio ritual de partes del cuerpo, era una constante". De Uganda a Sudáfrica, V. S. Naipaul indaga en las creencias de África para luego aclarar: "En el continente las realidades políticas son tan abrumadoras que no pueden obviarse".





 11 ¿Qué hago yo aquí? Bruce Chatwin. 
Traducción de Alberto Cardín. Ediciones El Aleph

 “¿Qué hago yo aquí?" La frase que escribió Rimbaud a su casa en una carta desde Etiopía es la pregunta recurrente en algún punto de cualquier trayecto. El británico Bruce Chatwin la tomó prestada para el título de su libro póstumo, que dejó terminado poco antes de su muerte, en 1989. ¿Qué hago yo aquí? es su libro más íntimo, una maravillosa selección personal de relatos, semblanzas y crónicas de viaje donde cabe toda la ironía y también todo el desencanto.



12 Nadadores en el desierto Ladislaus E. Almasy. 
Traducción de José Luis Gil Aristu. Península

 El título hace alusión a las bellas pinturas rupestres halladas por el aventurero húngaro conde Almásy (1859-1951) en Uadi Sura, el valle de las Imágenes, un remoto rincón del Sáhara. Basándose en Herodoto, Almásy se lanzó a la búsqueda del oasis de Zarzura, de la legendaria Ciudad de Bronce y del ejército persa del rey Cambises, tragado por una tormenta de arena cuando intentaba conquistar el oasis egipcio de Siwa. A diferencia del personaje interpretado por Ralph Fiennes en El paciente inglés, la película basada en su vida y en la que se comporta como un consumado seducto, a László Almásy sólo se le conocieron tres pasiones: el desierto, los coches y los aviones.



 13 El Nilo. Cartas de Egipto Gustave Flaubert. 
Traducción de Elisabeth Falomir Archambault. Gadir

 "¿No tengo acaso todo lo que hay que envidiar en el mundo? Independencia, la libertad de mi fantasía, mis 200 plumas talladas y el arte de poder usarlas", escribe Gustave Flaubert a su madre al comienzo del viaje de nueve meses por Egipto que emprendió en 1849 en compañía de su amigo el fotógrafo Máxime Du Camp, autor del primer retrato de la Esfinge. En un tono más desenfadado e íntimo que el que emplea en sus novelas -Madame Bovary, La educación sentimental -, Flaubert desgrana minuciosamente los detalles de la travesía. Describe la grandeza de las ruinas, el esplendor solar del desierto, las para él insólitas costumbres locales, mientras lee fragmentos de la Odisea y se deja llevar por la calma y voluptuosidad de Oriente. Esta edición de Gadir recoge esa correspondencia, inédita en español, junto con algunas de las fotografías en blanco y negro que tomó Du Camp.


 14 Mani. Viajes por el sur del Peloponeso Patrick Leigh Fermor.
 Traducción de Agustina Luengo Ferradas. Acantilado

 En El tiempo de los regalos y Entre los bosques y el agua, ambos publicados por Península, el escritor británico Patrick Leigh Fermor (1915-2011) nos regalaba algunas de las páginas más hermosas de la literatura nómada, sobre el viaje a pie de un joven de 19 años, en 1933, por una Europa crepuscular y al borde del desastre. Muchos años después de aquel viaje iniciático en el que descubrió el amor y la vida, Patrick Leigh regresó a Grecia, donde había luchado contra los nazis al frente de un grupo de la resistencia, para escribir Mani. Viajes por el sur del Peloponeso, un libro que Robert D. Kaplan considera "la más alta cima de la literatura de viajes en inglés".


 15 Cenar a las tantas. Viajes de un inglés por las gastronomías de España Paul Richardson. 
Traducción de Francisco Rodríguez de Lecea. Edhasa

 A finales de los años ochenta, en Londres, la sola idea de un chef en España parecía extraña, si no un oxímoron. En la estela de la nouvelle cuisine, la creatividad en la cocina de restauración seguía siendo un terreno esencialmente francés, mientras que la cocina popular más valorada en aquella época era sin duda la italiana y la vanguardia gastronómica más activa se situaba en California. España, sencillamente, no existía". El inglés Paul Richardson, periodista gastronómico residente en España desde hace dos décadas, justifica así el asombro, durante una feria de alimentación en Madrid, ante lo que entonces se empezaba a conocer como Nueva Cocina Española: "Aquel día de finales de primavera inundado de luz y de sol, había calidez y color en todo lo que vi y en todo lo que probé". Un descubrimiento que habría de transformarse en pasión, y que arranca mucho antes, durante un verano InterRail en su época de estudiante y el descubrimiento de la exótica costumbre española de "cenar a las tantas". "Para mí, acostumbrado al árido aislamiento de mi educación británica, fue toda una revelación. No tenía idea de que fuera posible pasarlo tan bien"




16 Tren fantasma a la Estrella de Oriente Paul Theroux.
 Traducción de Miguel Martínez-Lage. Alfaguara.

 "El pasado al que no se retorna forma siempre un bucle en los sueños que uno tenga. La memoria también es un tren fantasma. Muchos años después uno sigue meditando sobre aquel rostro tan bello que entrevió un instante en un país lejano [...], o bien sobre el ruido de un tren en la noche, con esa nota precisa y musical que dan los silbatos de los trenes, una tercera que mengua en la oscuridad mientras uno va tumbado en el tren, desplazándose por el mundo como lo hacen los viajeros, en el vientre de la ballena". Con Tren fantasma a la Estrella de Oriente, publicado por Alfaguara, el escritor estadounidense Paul Theroux (Medford, Massachusetts, 1941) regresa más de treinta años después a los escenarios de El gran bazar del ferrocarril , el libro con el que inició una trilogía sobre los viajes en tren que continuaría en El viejo Patagonia Exprés (1979) y En el gallo de hierro (1986).




 17 Mal de altura Jon Krakauer.
Traducción de Luis Murillo Fort. Ediciones B y Desnivel.

 También traté en este blog sobre Jon Krakauer (Into the wild), publicado en español como Mal de altura (Ediciones B, 1999; Desnivel, 2008), un libro fascinante cuya lectura me dejó sin resuello, como una ascensión al Everest sin oxígeno. Porque de eso trata: es una crónica novelada de la tragedia que ocurrió el 10 de mayo de 1996 en la montaña más alta del mundo (8.848 metros) cuando los miembros de tres expediciones comerciales –Krakauer formaba parte de una de ellas– fueron sorprendidos por una fuerte tormenta mientras descendían de la cima.




 18 Los perros ladran Truman Capote. 
Traducción de Damià Alou. Anagrama y Quinteto.

 Los buenos libros de viajes a veces no son libros de viajes. Entre los cuentos y crónicas de Truman Capote recogidos en libros como Los perros ladran o Música para camaleones (Anagrama) están algunas de las mejores páginas viajeras, como esta descripción del otoño en Sicilia: “Y llegó el otoño, y en él estamos: un viento que suena como una pandereta, un fantasma de humo que se mueve entre los árboles amarillos. Ha sido un buen año para la uva; flota dulce en el aire el aroma de la uva caída en el mantillo de las hojas, vino nuevo. Las estrellas aparecen a las seis; sin embargo, no hace demasiado frío, y podemos tomar un cóctel en la terraza y contemplar, a la viva luz de las estrellas, las ovejas, con su cara de Buster Keaton”.




 19 Por el mar de Cortés John Steinbeck. 
Traducción de María Teresa Gispert. Península

 A John Steinbeck siempre le tiró el sur, la frontera. Con un amigo biólogo se embarcó en un sardinero en 1950 y recorrió el litoral del golfo de California. El mar le atrapó y él se entregó a cantar un tipo de vida que ya le fue imprescindible en relatos como Por el mar de Cortés o La perla, un cuento conmovedor sobre los buscadores de madreperlas de la bahía de La Paz, al sur de la península de Baja California, llevado al cine por el mexicano Emilio Fernández.





 20 Un viaje en dhow, La tribu que crucificó a Jesucristo y otros relatos Norman Lewis. 
Traducción de Nuria Salinas Villar. Altaïr.

Desde su debú con Nápoles, 1944, el británico Norman Lewis (1908-2003) fue una voz excepcional entre los escritores de su generación por su mirada llena de humanidad, su discreción y su conciencia social. Una buena persona, para entendernos. Altaïr publica la tercera entrega de sus crónicas de viaje, textos cortos que escribió para diversos periódicos y revistas. Incluye artículos como La tribu que crucificó a Jesucristo (1983), donde Lewis se adelanta a uno de sus libros más polémicos - Misioneros (Herder, 1988)- y comienza a denunciar los métodos empleados por Misión Nuevas Tribus y otras sectas evangelistas de Estados Unidos para convertir mediante el miedo a los nativos de América Latina. En este caso, los panares de Venezuela, con tretas como reescribir las escrituras implicando a los indígenas en la crucifixión: "Los panares mataron a Jesucristo / porque eran malvados. Matemos a Jesucristo, / dijeron los panares". Y describiendo la venganza de Dios sobre tal atrocidad: "Dios exterminará a los panares / arrojándolos al fuego. / Es un fuego inmenso. / Voy a arrojar a los panares al fuego, dijo Dios".




 21 Trilogía mediterránea Lawrence Durrell. 
Román A. Jiménez y Floreal Mazía. Edhasa.

 Buena parte de la obra de Lawrence Durrell (Jullundur, India, 1912-Sommières, Francia, 1990) está ambientada en el Mediterráneo, un espacio geográfico que el autor del Cuarteto de Alejandría, su novela más conocida, reinventa hasta hacerlo suyo. Entre 1937 y 1940, Durrell vive en Corfú. Allí, arropado por la bondad del mar y del paisaje, escribe La celda de Próspero, un evocador diario repleto de imágenes y reflexiones sobre la isla, sus habitantes y los amigos que le acompañan. La obra pertenece a la trilogía que el autor británico dedicó a las islas del Mediterráneo, y que completan Limones amargos, sobre el convulso Chipre de los años cincuenta, y Una venus marina, que trata de Rodas.



 22 Viajar Herman Melville.
 Traducción de Elisabeth Falomir. Ediciones Gadir.

 Además de marinero y escritor, Herman Melville (1819-1891) fue profesor, granjero, inspector de aduanas y conferenciante. De esta última y poco conocida faceta del autor de Moby Dick, Benito Cereno y Bartleby, el escribiente, nacen los tres deliciosos textos, unidos por el hilo conductor de viajes, que constituyen este libro: Viajar, Los Mares del Sur y Estatuas de Roma. Al comienzo de su primera conferencia, Melville explica los requisitos que debe reunir el trotamundos: "Para ser un buen viajero y obtener del viaje verdadero placer son necesarias varias condiciones. La primera consiste en ser joven y despreocupado, dotado de talento e imaginación: si se carece de estas virtudes, es mejor quedarse en casa".




 23 Manhattan, la historia secreta de Nueva York Russell Shorto
 Traducción de Marta Pino Moreno. Duomo.

 La ciudad de los rascacielos resurge desde sus raíces, cuando Nueva York se llamaba Nueva Amsterdam y ocupaba el extremo sur de la isla de Manhattan. De aquella época, que solo merece unas líneas en los libros oficiales de historia, quedan algunos topónimos -Brooklyn, Harlem, Yonkers, Staten...- y la novela Historia de Nueva York (1809), de Washington Irving. A partir de los archivos olvidados de la colonia holandesa del siglo XVII, el periodista e historiador Russell Shorto escarba en los desconocidos 40 primeros años de la ciudad, desde su fundación por los holandeses en 1625 hasta la llegada de los ingleses en 1664.




 24 En busca de las fuentes del Nilo Tim Jeal.
 Traducción de Teófilo de Lozoya y Juan Rabasseda. Crítica.

 La azarosa búsqueda de las fuentes del Nilo, una aventura que, entre 1856 y 1876 ocupó a siete grandes exploradores –Burton, Speke, Grant, Baker, Florence von Sass, Stanley y Livingstone- en arriesgadas expediciones por el interior de África, vuelve a las librerías en un exhaustivo libro del novelista y biógrafo Tim Jeal (uno de los mayores expertos en materia de exploraciones africanas) que acaba de editar Crítica.




 25 En las antípodas Bill Bryson. 
Traducción de Esther Roig i Formosa. RBA

 El libro de viajes más divertido que se ha escrito sobre Australia bien podría titularse 1001 maneras de morir: Bill Bryson no se corta a la hora de enumerar, con su hilarante humor, los peligros que acechan al viajero por las antípodas: desde olas que se llevan a Primeros Ministros en la playa a mortíferas arañas o cocodrilos marinos. No canceléis el billete de avión, también hay cosas buenas: “Los australianos son inmensamente simpáticos (…). La comida es excelente. La cerveza, fría. El sol brilla casi siempre. Hay café en cada esquina. La vida no puede ser mucho mejor que esto".

4º Semana de la Lectura ... y Decur




lunes, 22 de abril de 2013

Día de la Tierra


DÍA DE LA TIERRA

Hoy se celebra el día de la Tierra, fue instaurado este día en 1970 por el senador estadounidense Gaylord Nelson, con el objetivo de "instar a las personas y organizaciones para fortalecer la lucha colectiva contra la explotación del hombre con el planeta".

En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales.

Siempre escucho por ahí que no se puede hacer mucho para ayudar a mejorar el medio ambiente; que "de eso se ocupen los de arriba"; y así son varias las declaraciones en las que es más cómodo quejarse de que las cosas están mal y no mover un dedo para modificar nada. Yo no creo que  mi ayuda no valga la pena, creo que si todos pensáramos diferentes, seríamos muchas manos bien empleadas para mejorar el lugar en el que vivimos. Es tan importante cada acción que llevamos cada día que, por ejemplo, si un grupo de personas se dispusiera a dejar de tirar la basura en algunos sectores de la ciudad, tendríamos menos problemas de inundación. Eso es sólo un ejemplo pero que importante sería ese cambio y por tan poco. Poco porque nada nos cuesta esperar a encontrar un basurero para depositar NUESTRA basura.
Por favor! Saquen de sus cabezas la idea de que no sirve cada gesto, TODO es importante, TODO suma a mejorar..

Les dejo algunas pequeñas acciones que podemos realizar: (no sólo del medio ambiente sino ayuda en general)

1.-TIRAR Y DISTRIBUIR LA BASURA.. Como dije antes, la importancia de tirar la basura donde corresponda. Por otro lado, si disponen de materiales reciclables les dejo todas las direcciones de los lugares que pueden acercarse a depositarlas. (Para los que viven en Rosario): http://www.rosario.gov.ar/sitio/verArchivo?id=4401&tipo=objetoMultimedia Los materiales son:
 Papeles
Cartones
Envases y botellas plásticas
Envases y botellas metálicas
Botellas y envases de vidrio
Envases de telgopor

En sus respectivas ciudades cada uno busque los lugares correspondientes donde se deben dirigir.

2.- SEPARAR LA COMIDA.. Algo muy fácil que se puede hacer es, cuando les sobra algo de comida, en vez de tirarla con el resto de la basura, depositarla en una bolsita aparte para las personas que buscan su alimento en los contenedores. Esta es una de las acciones que más contribuyen a reducir la contaminación.

3.- BASTA DE BOLSAS CONTAMINANTES... No cuesta nada obtener bolsas que sean biodegradables e ir al supermercado con nuestro carrito. Todo es cuestión de hábitos! Les cuento que están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. Asimismo, las bolsas serigrafiadas pueden contener residuos metálicos tóxicos.
La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas.

4.- APAGAR LAS LUCES.. Cuando salga de casa, no olvides apagar todas las luces  y aparatos eléctricos. Ahorrar energía ayuda a reducir la polución del aire.

5.- USE MENOS SU AUTO... Para ir al trabajo, la manera más fácil de reducir tu huella de carbono es evitar las prisas. Así que disminuye la velocidad . Aunque lo ideal sería ir en bicicleta, caminar, viajes compartidos con compañeros, transporte público... Si no puedes prescindir del vehículo, al menos mantén los neumáticos inflados a la presión correcta, contamina menos.

6.- PLANTAS.. Para personalizar tu área de trabajo, busca una planta , además de decorar, ésta elimina cantidades contaminantes  presentes en el aire.

7.- MENOS AIRE ACONDICIONADO..  En los meses más calurosos de verano, utiliza un ventilador interior junto con el aire acondicionado para expandir el aire fresco por toda la casa. Ahorras electricidad.

8.- MAQUINAS DE AFEITAR.. Utiliza una máquina de afeitar eléctrica o manual con cuchillas de repuesto en lugar de las desechables. Será una gran ayuda para reducir desechos. No permitas que corra el agua mientras te estás afeitando, lavando la cara, o cepillando los dientes. ¡Ahorras mucha agua!

Además no olvidemos que cada cosa que poseemos (LUZ, AGUA, COMIDA, VESTIMENTA, ETC) es algo que le puede estar faltando a otro. Valoremos lo que tenemos, no lo desperdiciemos pensando que nunca se podría acabar.. 



En este día me parece que lo mejor es tomar conciencia sobre como podemos ayudar para hacer de este planeta un lugar mejor, tanto para nosotros, como para las generaciones que nos precederán.
 El que mucha idea no tiene de los problemas que aquejan al medio ambiente y como lo podemos ayudar,  puede empezar mirando estos documentales, algunos son muy interesantes y otros tienen posturas de las cuales difiero, pero lo importante es que uno pueda verlos todos para formarse una idea propia..



1. De la servidumbre Moderna (Francia, 2009) Un gran documental sobre la condición del ser humano dentro del sistema Capitalista como objeto de esclavitud, pero de forma voluntaria . También va mostrando como el medio ambiente se va deteriorando culpa del mismo sistema arrollador que formamos parte. Es completamente independiente y producido por Jean-François Brient y Victor León Fuentes.


2. Home (Francia, 2009): el conocido fotógrafo Yann Arthus-Bertrand lleva a cabo un enorme trabajo con este documental mostrando imágenes inéditas de más de cincuenta países vistos desde el cielo. Durante gran parte del mismo se centra en explicarnos cuáles son los problemas ecológicos que actualmente atraviesa la Tierra, llegando incluso a decir que el ser humano dispone de escasos diez años para invertir la tendencia que se ha conseguido al acabar progresivamente con ella. Pero lo que verdaderamente sorprende es cuando en los minutos finales del documental explica las soluciones que podemos adoptar para conseguir invertir dicho problema.


3. Una verdad incómoda (EEUU, 2006): David Guggenheim dirige el que quizá es el documental sobre el cambio climático más criticado de todos los tiempos.
En el mismo, el ex-vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore muestra un contundente y preocupante retrato de la situación del planeta, amenazado por el calentamiento global provocado por las ingentes emisiones de CO2 por parte de la acción del hombre. La leyenda del propio documental indica que es “de lejos la película más aterradora que verá jamás”, pero no poca gente se pregunta por qué Gore no tomó ya cartas en el asunto cuando formó parte del gobierno de George W. Bush durante ocho años (gobierno que, por ejemplo, no ratificó el Protocolo de Kioto).

4. Comprar, tirar, comprar (España, 2010): interesantísimo documental en el que se explica la razón de por qué los productos que actualmente compramos duran cada vez menos.
La directora alemana Cosima Dannoritzer trata el aspecto de la obsolescencia programada como nunca nadie antes lo había hecho. En dicho documental demuestra cómo pueden llegar a existir las bombillas de uso indefinido y los chips insertados en nuestros aparatos electrónicos que provocan que éstos terminen averiándose, y suponga mayor coste arreglarlos que comprarse uno nuevo. Su relación con el medio ambiente es clara, pues está altamente relacionado con el aumento de residuos electrónicos, hasta el punto de haberse creado en Ghana (África) un auténtico vertedero de este tipo de basura (lo desarrolla en el documental).

5. La gran estafa del calentamiento global (Reino Unido, 2007): y para terminar me gustaría proponeros un documental que fue creado como contraposición al anteriormente explicado:
‘Una verdad incómoda’. Su director, Martin Durkin, pretende cuestionar la implicación del hombre sobre el cambio climático, y es el único documental que detalla datos fehacientes para poder llegar a creérselo. Juzgad vosotros mismos.

Están todos disponibles para ver en Youtube..



domingo, 21 de abril de 2013

Dust In the Wind... Kansas


Hermoso tema de Kansas... Siempre que lo escucho me relaja y me recuerda la levedad del ser, los invito a que puedan conocer la letra de la canción ya que "Del Polvo venimos y al polvo vamos"





Dust In the Wind


I close my eyes,
only for a moment and the moment's gone
all my dreams,
pass before my eyes, that curiosity
c: dust in the wind, all they are is dust in the wind

same old song,
just a drop of water in an endless sea
all we do,
crumbles to the ground, though we refuse to see
c: dust in the wind, all they are is dust in the wind
[2]
don't hang on,
nothing last forever but the earth and sky
it slips away,
and all your money won't another minute buy
c: dust in the wind, all they are is dust in the wind
dust in the wind, all they are is dust in the wind



Polvo en el Viento

Cierro los ojos
solo por un momento
y el momento pasa.
Todos mis sueños
pasan por delante de mis ojos,
una curiosidad.

Polvo en el viento
todo lo que son, es polvo en el viento.

La misma vieja canción,
solo una gota de agua
en un mar inmenso.
Todo lo que hacemos,
se desmorona,
aunque no queramos verlo.

Polvo en el viento,
todo lo que somos es polvo en el viento.

No te resistas,
nada es para siempre
salvo la Tierra y el cielo.
Se escapa (resbala),
y todo tu dinero
no comprará otro minuto.

Polvo en el viento
todo lo que somos es polvo en el viento.
Polvo en el viento
todo es polvo en el viento.


sábado, 20 de abril de 2013

Orión .. El Cazador






Orión era hijo de Poseidón, dios del Mar, y de Gea (Juno para los romanos), la diosa de la Tierra. Al nacer extraordinaria y creció tanto que llegó a convertirse en un auténtico gigante. Tan enorme era, que podía andar por el fondo de los mares profundos sin que jamás las aguas le cubrieran de hombros para arriba. Orión está representado por un guerrero alzando su arco y cubriéndose del enemigo con un vellocino. A su lado se encuentran sus perros guardianes: Canis Mayor y Canis Menor.


Orión, el gran cazador que a causa precisamente de su grandeza, se tornaría en soberbio, acarreando la ira de Gea.
Después de muchas aventuras, Orión fue a la isla de Quíos, donde al poco tiempo se enamoró de Mérope, la hija del rey Enopión. Tal era su amor hacia ella que la pidió en matrimonio. Enopión consintió en ello, pero previamente exigió al gigante que demostrara su valor llevando a cabo una difícil misión. Orión tendría que exterminar un gran número de animales dañinos que estaban causando enormes pérdidas en las cosechas de la isla. Una vez que Orión hubo exterminado todas las alimañas, el monarca se negó a cumplir con la palabra dada a Orión.
Orión intentó vengarse de Enopión, pero no pudo encontrarlo ya que éste se refugió en una cámara subterránea tan enrevesada, que era prácticamente inescrutable. Entonces, Orión montó más aún en cólera y, enfurecido, descargó su ira en todas las bestias que se atravezaban en su camino sin distinción de ferocidad o inocencia. Tal fue la matanza que Orión había causado, que su madre Gea tuvo que intervenir pidiéndole, que cesara en su absurda tarea. Orión, violento e irreflexivo, hizo caso omiso a las palabras de su madre, a pesar de las repetidas advertencias de Gea.

Un día, cuando Orión, se encontraba reunido con sus amigos, envaneciéndose de que ni las bestias más terribles eran capaces de producirle espanto alguno, su madre Gea llegó al límite de su paciencia, la cual le mandó un escorpión muy venenoso. Orión, al verlo, no pudo contener su irónica sonrisa ante la ridiculez de aquel insignificante adversario enviado por Gea.


Orión se confió y el escorpión le picó en un talón con su potente aguijón venenoso, y tan pronto como hizo eso, Orión le aplastó con su mazo. La terrible ponzoña se extendió por toda la sangre de Orión y éste cayó al suelo medio moribundo. Cuando vio que la muerte era ya inminente, pidió auxilio e imploró venganza al todopoderoso Zeus, ya que la muerte que le acechaba era poco gloriosa para un personaje de su talante. Le pidió al dios supremo que lo colocaran en los cielos con sus dos fieles perros de caza (Canis Mayor y Canis Menor) y una liebre (Lepus), para que los hombres, cuando miraran hacia arriba en las oscuras noches estrelladas, recordaran las aventuras del gran cazador Orión. También le pidió a Zeus el dominio de las tempestades, las tormentas, el hielo y los vientos, a fin de poderse vengar así de su madre la Tierra (Gea).


Gea, en venganza por los crímenes de Orión, mandó a un escorpión para que se enfrentara con él, inyectándole su veneno y pereciendo a su vez.
Zeus fue condescendiente con Orión y atendió sus súplicas. La Tierra tembló, y desde entonces lo ha venido haciendo hasta nuestros días cada vez que ha visto aparecer a Orión sobre el firmamento, ya que éste siempre ha traído consigo el viento, el frío, las tempestades, los hielos, las nieves y las escarchas, que tan abundantes son en invierno sobre la Tierra, coincidiendo con la llegada de esta constelación.

También se encargó Zeus de situar el Escorpión (Scorpius) en el firmamento, pero tuvo cuidado de ponerlo lo más alejado posible del gigante para que nunca más volvieran a enfrentarse. Así pues, cuando Orion desaparece de la bóveda celeste es cuando hace su aparición la constelación de escorpión. Mientras que Orión aparece durante el invierno, Scorpius lo hace en el verano, perpetuando su lucha contínuamente.

En la constelación de Orión Abundan las nebulosas, en especial la M42 es visible a simple vista. Las tres estrellas que forman el cinturón, e (Alnilam), z (Alnitak) y d (Mintaka) se las conoce como las tres Marías o los tres reyes magos. La a (Betelgeuse) es una gigante roja, b (Rigel) es azul, y junto a g (Bellatrix) y c (Saiph) forman el cuerpo del cazador.

También les presento a Orión, mi gato. El cual conserva el mismo carácter del gran cazador de la antiguedad...



lunes, 8 de abril de 2013

Biografía de Tolkien.. Parte III y última



La vida de Edith

Durante esta época Edith hacía de ama de casa y tocaba el piano, administró su hogar con suma habilidad y casi lo convirtió en un centro social para los amigos de John. Sin embargo, no solía ir a las fiestas que se celebraban en Oxford, más que nada por falta de ánimos (le daba la impresión de que Oxford era una fortaleza impenetrable). Cuando, más tarde fueron a Leeds (sin Jennie, que se quedó en Oxford), la cosa fue muy diferente: todo el mundo vivía en modestas casas, nadie se preocupaba por las "tarjetas de visita" que se utilizaban en Oxford... en fin, era una vida mucho más sencilla y con menos artificios, que tan poco le gustaban a Edith. Edith se encontraba allí muy feliz e hizo muchas amigas. John consiguió una casa más grande en Darnley Road, en donde contrataron a una criada y a una niñera.




Pero entonces tuvieron que volver a Oxford, John compró una casa sin que Edith la viese, era pequeña, y para colmo de males los chicos mayores habían enfermado de exantema crónico (debido a un peine público del estudio de un fotógrafo), cuyo tratamiento era largo y caro. Una vez se recuperaron fueron a la Dragon School. Edith quedó embarazada de Priscilla, que nació en 1929, pero no se sintió de verdad en su casa hasta el trasladó en 1930 a la casa de al lado. John era bastante tierno y considerado con ella, se preocupaba por los asuntos domésticos y la salud de Edith, y ella también le correspondía (parece ser que tenía unos pocos celos de C.S. Lewis, ya que éste parecía poder alegrar una parte de John que sólo podía ser alegrada por personas de su misma 'especie', y como C.S. Lewis era muy tímido con Edith, ella no lograba comprender qué veía John en él).

A Edith le gustaba que las comidas se sirviesen a su hora en punto, que no se desperdiciase nada, y que los criados cumpliesen diligentemente sus tareas; a menudo se quedaba sola con los

criados, y aunque hizo algunas amistades, aquello no le agradaba demasiado.

John y Edith se preocupaban mucho por la familia y les encantaba hablar y meditar acerca de los detalles de la vida de sus hijos y nietos (en especial se sintieron muy orgullosos cuando Michael ganó la Geoge Medal en la Segunda Guerra Mundial, y cuando John Francis fue ordenado sacerdote).

Toco tu Boca.. Córtazar



Toco tu boca

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí, para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender, coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca, y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos, el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo de aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Julio Cortázar ( Argentina, 1914- 1984 )
Texto tomado de "Rayuela"





domingo, 7 de abril de 2013

Hay días que me levanto así...

No puedo evitar sentir bronca cuando veo ciertos estados de Facebook.. Entiendo que uno puede hablar en un momento de bronca, pero hay ciertas cosas que jamás se deben decir, ni siquiera en un volcán de emociones. Veo que después de que le roban el celular, una persona les desea la muerte, no sólo al que le robó, sino a todos los que considera "negros villeros". Por supuesto luego de eso, una lluvia de comentarios llenos de odio que apoyan la primera declaración.. No me atrevo a contestarle ya que no tengo una estrecha relación, pero es algo que no sale de mi mente aunque intente. Lo que no entiendo es como puede ser que, una persona que ha tenido todo en esta vida: "la mejor educación, el cariño de su familia y también todo lo material que quisiera tener, como ese super y último celular con el chateabas todo el día con tus amigos" No comprenda que no todos tenemos las mismas posibilidades, que no todos hemos nacido de la misma forma, ni nos han educado igual. Los que hemos tenido la suerte de haber tenido personas que nos enseñaran valores, que nos hayan entregado tanto Amor que otros no han podido palpar, la suerte de no haber pasado hambre, frío, sed, el calor de un hogar, el cual el día de un cumpleaños era normal encontrarse con regalos, al igual que Navidad y unas lindas vacaciones para el Verano. Pero estos "niños de nadie" no conocen mucho de lo que estoy nombrando, sumado al entorno constante de violencia que reciben cada día, sumado a ser esclavos de la mafia del narcotráfico y negados por una Sociedad que no hace nada por incluirlos.. Reciben cada día por esta hermosa Sociedad, caras de asco, de bronca, indiferencia tanto por los ciudadanos, como por el Gobierno. Y sumado a eso, la Publicidad bombardea constantemente diciendo que, sin ciertos productos uno no está al nivel que se espera como persona... Cómo uno puede pretender que estos seres no deseen los objetos que uno puede comprar tranquilamente como por ejemplo "un celular"? Ya me van a decir que.. Yo pago mis impuestos y no merezco que estos seres anden sueltos por ahí. Así que ahora pagar impuestos que te obligan es una virtud? Si no lo harías estarías preso o sin hogar. Honestamente... si no les obligarían a pagarlos, contribuirían solidariamente para que ese dinero vaya a comedores, escuelas y hospitales, entre otras cosas?.. No lo creo. Sólo pido un poco de compasión y sobre todo, comprensión. Es cierto que hay días que yo también tengo miedo de caminar sola por la calle, es cierto que hay veces que también me enojo por lo mismo. Pero hoy.. Hoy cuando bajo a sacar la basura me encuentro con un chico buscando algo para comer, me mira como pidiendo perdón y se aparta para que yo pueda tirar los restos que luego el revisará.. Son esos momentos en los que quisiera gritar y pedir perdón YO por tanta falta de solidaridad. Sólo pude agachar la cabeza sin mirarlo a los ojos y retirarme al calor de mi hogar ... Yo soy la que debe tener vergüenza, no El

                                      .

martes, 2 de abril de 2013

"Yellow Ledbetter" Pearl Jam.. y no me puede gustar tanto este tema...







Yellow Ledbetter


Unsealed
on a porch a letter sat
then you said i wanna leave it again
Once i saw him
on a beach of weathered sand
and on the sand i wanna leave it again
On a weekend wanna wish it all way
and they called an i said an i want what
i said an i call out again
And the reason oughta leave her calm i know
i said i know what i wear that a box or the bag
Oh yeah can you see them?
out on the porch
ah, but they don't wave
i see them
round the front way, yeah
and i know and i know
i don't wanna stay
Make me cry
I see
i don't know there's something else
i wanna drum it all away
an i said
i said i i don't know where there's a box or the bag
Oh yeah can you see them?
out on the porch
ah, but they don't wave
i see them
round the front way, yeah
and i know and i know
i don't wanna stay
i don't wanna stay
i don't wanna stay


Yellow Ledbetter


Abierta en la entrada había una carta
Entonces dijiste, quiero dejarla otra vez
Una vez la vi en la playa sobre arena erosionada
Y sobre la arena quiero dejarla otra vez
En un fin de semana quiero apartar todo
Y llamaron y dije que quiero lo que dije
Y entonces yo llamé nuevamente
Y la razón, tengo que dejarla en paz, lo sé
Yo dije, nosé que usé, la caja o el bolso?
Ah si, puedes verlos?
Fuera en la entrada, si, pero ellos no saludan
Los veo en el camino de enfrente, si
Y yo sé y yo sé que no quiero quedarme
Me hace llorar
Veo, ohh no sé por qué hay algo mas
Quiero sacarlo todo
Oh yo dije que no se si era la caja o el bolso
Ah, si puedes verlos?
Fuera en la entrada, si, pero ellos no saludan
Los veo en el camino de enfrente, si
Y yo sé y yo sé que no quiero quedarme
No me quiero quedar
No me quiero quedar
No me quiero quedar
No me quiero quedar

2 de Abril de 1982


                                                         Qué se conmemora hoy?


El 2 de Abril de 1982, tuvo lugar el desembarco de las tropas argentinas en las Islas Malvinas, iniciándose así el enfrentamiento bélico entre la Argentina y el Reino Unido que culminara en Junio de ese mismo año con una nueva ocupación británica del territorio insular. En el año 2000, el Congreso de la Nación Argentina declaró el 2 de abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra en Malvinas, con carácter de feriado nacional

El conflicto por la soberanía de las islas data desde hace mucho tiempo. Desde su descubrimiento en el siglo XVII, las Islas Malvinas fueron disputadas por los países de Francia, España e Inglaterra.

En 1820, una fragata argentina fue enviada desde Buenos Aires para tomar posesión de las islas que anteriormente correspondían a España y se encontraban deshabitadas. Finalmente en 1833, un contingente de barcos Ingleses arribó a las islas, haciéndose posesión de estas en nombre del Rey de Inglaterra.

Les dejo este poema gauchesco de Adrián Maggi que siempre me deja la piel de gallina y también es muy hermoso poder escucharlo como canción... Como prefieran pero no dejen de conocerlo.. Y para el que ya lo conoce hoy es un día para ahondar más aún en él y recordar con dolor lo que nuestros valientes dejaron en esas islas...





2 de Abril 


Después de un domingo bravo que se voló con el viento,
llegó el lunes a la escuela, cansado y con mucho sueño.
Cómo se pasan los días que ya casi ni los siento,
se desfleca la semana, otra más sin más remiendos.

Suena el timbre y más de cuatro le corren carrera al tiempo,
porque aquel que llega tarde, es media falta de arresto,
y será una falta entera p'al que se quedó durmiendo.

El estudio, es necesario hasta pa' ser barrendero
Y hay que cuerpearla de entrada que si no, que si no se pone feo.

Forman fila, y la bandera se confunde con el cielo.
Y le cantan por ser criolla, el alumnado completo,
un canto de patriotismo acuanao dentro del pecho.

Después, después silencio profundo como señal de respeto:
Saludo a los profesores y derechito pa dentro.

Alza el tono el profesor y a la vez se pone serio:
"Hoy es lunes tres de abril, tenían un deber, ¿lo han hecho?
A ver... Marcelo Gutierrez, pasá acá al frente y leelo!"

Se pone de pie el muchacho y empieza a leer con miedo:
"El dos de abril en mi patria se vuelve rojo misterio,
y se mancha el almanaque, porque es un día muy nuestro,
con la sangre de esos hombres que con honor defendieron
el suelo de aquellas islas que según dicen es nuestro.
Le pido a Dios poderoso que cuide a los que murieron,
y grito: ¡viva la patria! como un homenaje a ellos."

El profesor felicita. Se sienta el chico contento.
Y uno a uno de la clase su homenaje van leyendo...
y el profesor evalúa, como midiendo el talento.
"A ver, Gustavo Maciel: mostranos qué es lo que has hecho."
Queda callado el muchacho, hijo de padres tamberos,
y responde a la insistencia: "Yo no hice nada maestro."

Hay un silencio de tumba... "Pero Maciel, ¿qué me ha hecho?
Si no hizo los deberes, es una falta de respeto.
Yo soy nuevo en esta escuela y voy a cuidar mi puesto,
y a nadie voy a permitir que me ande tomando el pelo."

Se larga a llorar Maciel con la cara entre los dedos,
suena el timbre y los demás van a jugar al recreo.
Cae un uno en la libreta y le duele hasta al maestro,
que al verlo llorar, se acerca, para ofrecerle consuelo...


"¿Por qué no hiciste el deber? 
¿Por qué no hiciste el deber? Contestá, ¡séme sincero!"
y responde el muchacho, entre sollozo y lamento:
"Allá en las islas señor, allá en la islas señor
yo tengo un hermano muerto. 
Se fue a defender la patria y todavía lo espero."

El profesor sorprendido lo miraba boquiabierto
 y sólo atino a decir: "¿Por qué no me lo dijeron?"

Camino hasta donde el niño, le dio un abrazo y un beso, 
se volvió pal escritorio, borró el uno que había puesto 
y al retirarse se oía: "¿Por qué no me lo dijeron?"

La bandera, a media asta eternamente de duelo,
busca alguna explicación por sus hijos que no han vuelto.
Yo sé bien de que no es justo que a uno le roben el suelo,
Pero no es justo tampoco hacerse matar por ello.
Nunca olvidemos que el fin no justifica los medios.
Vaya estos versos sencillos a los chicos que murieron,
inocentes criaturas como el Maciel de mi pueblo.

El dos de abril en mi patria se vuelve rojo misterio,
Y se mancha el almanaque, porque es un día muy nuestro,
con la sangre de esos hombres que con honor defendieron
el suelo de aquellas islas que según dicen es nuestro.
Le pido a Dios Poderoso que cuide a los que murieron,
y grito ¡Viva la patria! como un homenaje a ellos.